BAAL FEGOR – NÚMEROS 25, 1-10 – El Demonio de la Lujuria [5 de 5]
ORÍGENES: HOMILÍA

         FINEÉS LANCEA A ZIMRÍ Y COZBI LA MADIANITA                           Oleo de Joos Van Winghe 1570- 1603 

5. DESPUÉS DE ESTO SE NARRA QUE AL VER ESTO FINEÉS HIJO DE ELEAZAR

hijo del sacerdote Aarón, a un israelita que entraba donde una mujer madianita, echando mano de una lanza, entró en el prostíbulo y los atravesó a los dos en el bajo vientre [Números 25, 6-8.10-11] Y por esto, añade: Dijo el Señor a Moisés: Fineés, hijo de Eleazar, hijo de Aarón, ha aplacado mi ira. [Zimrí y Cozbí: véase nota 91]

SENTIDO ESPIRITUAL MISTÉRICO DE ESTE HECHO

Estas cosas han edificado al pueblo anterior, sin embargo tú, que has sido redimido por Cristo  a quien se le ha dado la espada del espíritu [Ver Efesiso 6, 17], empuña esa espada [Ver nota 92], y, si vieras a un pensamiento israelítico fornicar con meretrices madianitas, esto es, revolcándose con reflexiones diabólicas, no lo perdones, no lo disculpes, sino golpeándolo inmediatamente, hazlo perecer en seguida [Ver nota 93]. Raja su propia vulva, esto es, los secretos de la naturaleza, haciendo pedazos y penetrando la propia causa de pecar, para que en adelante no conciba, para que no engendre ya más y la maldita prole de pecados no contamine el campamento de Israel.
NOTA 91: ZIMRÍ es nombre patronímico frecuente en Israel, Así se llamó el primogénito de Judá. Zimrí el Simeonita es el prevaricador fornicario con la amonita de Números 25. La segunda acepción de la raíz hebrea zamar significa tañer el arpa, [Mizmor es nombre de una clase de salmos] Probablemente se aplica al personaje con intención denigrante 
COZBÍ, la mujer madiantia en Números 25, 15.18, hija de un príncipe de Madián. Este patronímico proviene de la raíz hebrea cazab que porta la idea de mentira, falsedad, y se aplica a los ídolos vanos o a los oráculos falsos. En su forma de participio cozeb significa: mentiroso, falaz, engañoso.
NOTA 92: Dice Filón que el sacerdote Fineés, echando mano de la lanza de la razón (logos), traspasa en la misma matriz a la madianita [Números 25, 7-8], es decir, a la naturaleza separada del coro divino, de modo que no vuelva a engendrar vida alguna [Leg III, 242; ver Post 183]. Indica, en otro lugar, que Fineés, con la espada del Espíritu, aguda y penetrante, traspasó la pasión en la meretriz, para que no engendre ya ningún mal [Mutat. 108]
NOTA 93: Mientras que Orígenes, como se ve, pasa en seguida al sentido espiritual, sublime, Gregorio de Nysa se centra y extiende en el moral [Vita Mose II, 298-299]

Si, pues, haces esto, aplacarás en seguida la ira del Señor; te has anticipado al día del juicio, al que se llama día de ira y de furor [Romanos 2,5], y, exterminada de ti la causa del pecado, que ahora se denomina vulva de la mujer madiania, llegarás seguro al día del juicio. Y por eso levantándonos, oremos para que encontremos siempre preparada la espada del espíritu [Efesios 6, 17] por la cual sean exterminadas las misma semillas y los receptáculos de los pecados, y se nos vuelva propicio Dios, por el verdadero Fineés, el mismo Señor nuestro Jesucristo, al cual: la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén [1ª Pedro 4, 11].

—oOo—

1 comentario en «BAAL FEGOR – NÚMEROS 25, 1-10 – El Demonio de la Lujuria [5 de 5]
ORÍGENES: HOMILÍA»

  1. «Dijo el Señor a Moisés: Fineés, hijo de Eleazar, hijo de Aarón, ha aplacado mi ira».
    – Anteponer la gloia del Señor a la sensibilidad humana; la luz de la verdad, a la falsa prudencia de «la verdad no la tiene nadie»..
    – Toda corrección drástica duele, pero si busca la gloria de Dios y el bien esencial de la perona, del cristiano, sana y trae consigo el bien y la paz.
    – Todo pensamiento que me viene de fuera (de mi voluntad) y no es bueno, viene del Malo; cortarlo drásticamente como enseña Orígenes y San Ignacio en las Reglas de discernimiento.
    ¡ Cuánta verdad encerrada en esta página para nuestro hoy!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *